Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Pensamientos desordenados.

Te has llevado toda la tinta que quedaba en . Te has refugiado en mis ausencias y has hecho de ellas tu hogar. No me has dejado ningún silencio al que acudir cuando mi niña Triste necesita llorar. Te has quedado con lo poco que quedaba de mi pasado y te has convertido tú en él. 
Déjame, te dije una vez, y fui yo quien no supe dejar. Quien se anudo su muñeca a la tuya y decidió caminar junto a ti, mientras me ibas comiendo las ilusiones. No he sabido desatar tus besos de mi piel, o más bien, no he querido; necesito sobrevivir a tu huida y sólo ellos saben hacerme un poco más cómodo este desastre.
Llámame cuando te encuentres mi corazón en la cama de quien hiciste de su muslo el puerto donde atracar cuando mis ojeras reclamaban tus caricias. Te he querido con los ojos cerrados porque me negaba a ver que tú eras mi asesino. No quería admitir que quien le dio alas a mis mariposas fue el mismo que se las cortó.
Me he quedado a jugar con mis demonios, ya no me importa que me coman por dent…

Entradas más recientes

Quiéreme, así de difícil.

Vuelve para liberarme.