Al terminar, volvimos a empezar.


Nada vuelve a ser como antes era, nada vuelve a su cauce sin tener algun desvío nuevo. Sin lagrimas de cristal, sin sonrisas de porcelana.Cuando un sentimiento ha sido demasiado fuerte, cuando pensabas que él era tu todo, y tu el suyo, y  de repente una mañana se esfuma, sientes que caes lentamente sobre un precipicio, con los ojos cerrados y sin apenas oír a lo que te gritan los de tu alrededor.

Y solo quieres, hundirte más en ese barro, en ese mar grande negro que una y otra vez se te mete en el cuerpo, te escuecen y finalmente, terminas arrastrándote a su fondo infinito. Te encuentras vacía, desolada, sin ganas de querer, amar a alguien, de sentir ese mismo sentimientos que te habían unido a él.

Despues de todo, terminamos como nos conocimos, fugaces, sin decir ni una palabra, pero sabiéndolo todo.

Bc8c92dcb2490adf1855e2e6d88f-post_large

Desearía saber que es lo verdaderamente hice mal, lo que hice que mi burbuja de corazón explotara llena de rabia sin un motivo concreto. Pero no, no es el momento de pensar una respuesta a un nada vacío.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^