Secretos a voces, infierno en su interior.

Su almohada era su refugio favorito, su confesor secreto cada noche.Esa pequeña y destrozada almohada por los años, se había tragado miles de lagrimas,había mantenido suspiros de noches cuando ella débil se resignaba a la vida.Y ahora, la veía apoyarse sobre ella noche tras noche y ya no percibía su vocecita de agonía, ya no escondía ninguna palabra muda de sentido.Ella ya no era aquella niña pequeña, inocente de un mundo librado a batallas, ya no era tan ingenua con los que la rodeaban.No se acuerda cuando fue la primera noche que no se atrevió a contarle sus problemas a su almohada.Solo sabe que llego un día en que no percibió la necesidad de expresar las palabras que se le atragantaban en su áspera garganta. Tal vez fueron demasiadas derrotas tras su espalda que le hicieron abandonar los sueños imposibles que a la luna le acompañaban.O tal vez las ganas de ganar en un mundo que la dejaba de lado, cada vez que intentaba dar a conocer su dulce y quebradiza voz.
Decidió ser presa del dolor continuo que salía a su vera cada vez que percibía a su enemigo infinito, ella se dejaba arrastrar por el hasta el fondo de la cueva, ni siquiera oponía resistencia a la oscuridad, creía encontrar la felicidad entre abrazos de odio y besos vacíos.
Hacia tiempo que el océano la hizo perderse entre nubes frías y congeladas.Ella inmóvil y paciente se dedicaba a mirar como su larga y hundida vida se derretía entre realidades opuestas.

Tumblr_mdnb1skmd21r34aoyo1_400_large

2 comentarios:

  1. Wow, la verdad es que el texto está muy bien escrito, pero, es tan triste...
    En alguna ocasion he creido sentirme así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. hola querida, hace bastante que no te leía. que seriamos sin nuestras almohadas las mejores para curarnos un poco. sabes por eso me gusta tanto tu blog me identifico mucho (: saludos

    ResponderEliminar

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^