Borrando las huellas de su ida.

Helena,tan delicada y suave.Tan llena de vida y de sonrisas robadas.Tan debil por dentro, tan fuerte en sus palabras.Camina sin arrepentirse en sus pasos.Helena posee una mirada turbia llena de emociones nunca dichas.Tan joven, y tantas miradas desviadas. Se mantiene siempre sobre una frágil cuerda, se arriesga a caer, pero nunca tuvo miedo.Sabe levantarse sin necesidad de derramar lagrimas de impotencia.
Helena y su manía de convencerse que todo va bien.En su mente pequeña, aun resplandece los abrazos tiernos de el.El tan lejano ya, casi no recuerda su voz, ni sus grandes ojos, esos que le acompañaron cuando Helena, empezó a superarse.
Se autoengaña haciendo que ese pobre corazón palpitante no le recuerde que le echa de menos. Su sonrisa menguante en realidad esconde un mundo desolado y añorado. Respira despacio, procurando que sus lagrimas no vuelven a apoderarse de sus inocentes emociones.
Se sumerge en un mundo ficticio, borrando recuerdos procedentes de un tiempo, en el que los te quiero's eran su mayor tesoro.

2 comentarios:

  1. Que lindo te quedó, todos en algún momento nos hemos sentido así, en el limite de lo inútil y la tristeza

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, es increible.
    Yo creo que eso es algo que muchos hemos vivido, es así.
    Me ha gustado mucho, un beso :)

    ResponderEliminar

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^