Quédate un rato más.

Lo que me has enseñado es lo que nunca quisiste decirme. Tal vez me aferre demasiado a los recuerdos, y deje de lado el presente. Puede que tenga la manía de vivir lo que ya viví, y arrepentirme con escasas lágrimas, lo que en realidad si sentí. No entiendo. No entiendes. Como hemos caído en esta espiral que da más vueltas que nuestra perdida en la amada Venecia. 

Te dije que me perderías, aunque nunca pretendí que se hiciese realidad. Lo ves. Lo vemos. Vemos como perdemos el rumbo de una relación que se había anclado en las fotos en blanco y negro y a las sonrisas, que ni siquiera podíamos seguir llamándolas así. Me reí, y te diré que me fui por que yo quise, (aunque claramente es una mentira), seguirás con las canciones suicidas que nunca encontraran un final, mientras yo intento recorrerte de arriba a abajo, buscando ese algo que me haga quedarme. Me fui. Yo. No tú. Tú nunca quisiste arrimarte a las cenizas, ni te molestaste en barrerlas, decía siempre que todo volvía, que las segundas oportunidades eran las mejores. Pero. ¿Quien dijo que yo quería tener una? Nunca lo desee. Pero ya ves, la tuvimos. Volví sin motivo para quedarme colgando en las comisuras de unos labios, más de otras que de mi cuello.

Mч Oωη Wσrld . ヅ | via Facebook

Me mataste cuando me dejaste atrás sin más. No quiero escribirte como siempre, ni recordarte como el que nunca fuiste. No me hace falta saber que estoy sin ti, cuando abro los ojos, y doy mil vueltas en esta cama que ahora ya no me sirve, si no es para romper los muelles del colchón junto a ti. Te parecerá raro todo lo que siempre pensé, y nunca te dije.¿Por que ahora? Tal vez  me di cuenta de lo que pude haber ganado, y al revés, lo perdí. De lo que mis miradas podrían haber creado, y se reprimieron las ganas de construir.

Ni me entendías. Ni lo haces ahora. Por que a decir verdad, tus oídos no nacieron para mi voz, ni tus sonrisas le pertenecieron a estas palabras que más que alegría, dan pena de leerlas, y no saber que baile hacen, por que ni siquiera se arriman entre sí  del miedo que tienen que sepas que en realidad siempre quise decirte, te quiero, cuando a susurros te suplique la ultima vez, "Quédate un rato más".

3 comentarios:

  1. Dios mio de mi vida, con que fuerza escribes, con las cosas bien claritas y que con esas ganas de querer estar con él y a la vez de alejarte... me gustó el texto, ya me gustaría a mi desahogar toda la rabia que tengo encima por un chico como tu, pero me pongo a escribir y no me salen las palabras que quiero que me salgan, pero bueno. Hazme un favor y sigue escribiendo así de bien, te lo agradeceré. Muchos MuakiSs.. xD

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, es hermoso pasarme a cualquiera de tus blogs, porue lo que escribes es tan no se...conmovedor, melancólico, romántico *_* jeje mil cosas mezcladas.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo a enamorarme una vez más. Que manera más bonita tienes de expresarte... a mi me encanta las definiciones y la tristeza que escrita por ti hasta parece hermosa.
    Un beso

    ResponderEliminar

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^