Te fuiste antes de llegar.

Sabía antes de que tus labios lo pronunciasen que te irías, que te cansarías de leerte en mis versos, de saber que había un corazón que se aferraba al pasado aunque fuese el mismo que te juraba que te quería. No sé por qué viniste, sabiendo que mi sonrisa había danzado con el fuego, y no estaba preparada para pertenecer a otro, que no fuese al silencio.

Llamaste a mi puerta cuando el invierno dejo el abrigo en el perchero, y se convirtió en una primavera temprana, aunque mi mundo seguía anclado en el otoño. Dijiste que tenías intención de salvarme, querías abrirme los ojos, y convertir mi piel desierta de caricias, en la carretera de tus manos, y casi lo consigues.

Vintage - | via TumblrNunca te detuvo el saber que mis labios habían besado al miedo, que solía dormir con los demonios. Debo de aceptar que durante un tiempo tus manos fueron un refugio (demasiado) acogedor, tan cálido y lleno de vida, haciendo que me olvidase de mi interior, lleno de Soledad, de roturas a medio coser y un corazón que se había colgado el cartel “Fuera de servicio”. Sabía que te irías cuando una mañana gris a juego con mi vestido, quisiste desayunar un café solo, mientras yo seguía soñando en la habitación de al lado, esperando en mis sueños que me despertases con el típico beso de buenos días. 

No pudiste perdonarme los desplantes de mi piel al roce de la tuya, las miles de palabras que salían de mis labios llevando su nombre,  aunque sabías que mis versos sólo eran tuyos. No, no pudiste aguantar verme llorar todos los veintitrés de los meses, matándome por dentro, sin querer dejar de abrazar a su miedo, a su risa que sonaba como una maldita bonita melodía en mi cabeza.

2 comentarios:

  1. Precioso, lo sabes, ¿no?
    Siempre entro para leerte, tus palabras me ayudan, de verdad, me llegan al alma.
    Espero que nunca te distancies de esto, porque escribir de verdad que es lo tuyo.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. ¡No te imagino la gran sonrisa que me has sacado!.
    Me encanta que me leas, que te ayuden para bien lo que escribo (o espero), y sobretodo, que siempre que puedas me comentes.
    Espero que tú también sigas escribiendo, que tus ausencias no sean tan grandes. Has hecho que me emocione,

    Un beso, vuelve por aquí.

    ResponderEliminar

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^