Cuando no quedan palabras pero si sentimientos.

Cuando el silencio te tienta a llamarlo hogar. Cuando el corazón te baila y no de ilusión. Cuando las lágrimas es lo único que refleja tu interior y tus labios dicen sellarse.

Cuando te atreves a mirarle a los ojos a la Tristeza y te das cuenta de lo bonita que es. Cuando tu mundo es un Caos andante y no hay nadie que te salve de él.

Cuando el pasado te golpea y no te importa. Cuando ya lo das todo por perdido y ni siquiera escribir consigue apaciguar la rabia de tus demonios. Cuando las pesadillas se convierten en rutina, los gritos ahogados te asfixian y dices ponerte la soga al cuello porque ya no puedes más.

Cuando sientes que ya no sientes nada; no hay sentimientos que se atrevan a alojarse en un vacío infinito. Cuando decides perderte y no volver. Cuando golpeas a los recuerdos y esquivas las promesas.

Cuando te juras no volver a caer; y caes. Cuando la nada te parece grande y París demasiado pequeña para ser tú cobijo…


Cuando no quedan palabras pero si sentimientos; y se convierten en el nudo de tu soga.

Explorar

3 comentarios:

  1. Conozco tan a la perfección todo esto...
    Estoy emocionada, la verdad. Más que emocionada, un tanto triste, diría melancólica.
    Me gustó lo que escribiste, y me encanta la canción de tu blog.
    Un besazo:)

    ResponderEliminar
  2. Cuando el vacío de tu interior amenaza con hundirte y estás a un paso de que tus demonios te alcancen, sólo te quedan dos opciones: perderte en esa oscuridad o nadar, correr y luchar a la desesperada por encontrar la salida.
    Está en tu mano! Espero que elijas la opción correcta! ;)
    un besoo!

    ResponderEliminar
  3. Ya no caigas, el error mas grande es volver a caer en la tristeza, que se hace adictiva.

    ResponderEliminar

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^