Me necesito.

Necesito volver a construir el muro que derrumbé,
Creyendo que venías para quedarte.
Me equivoqué,
Lo siento por mí.



Necesito volver a huir. Volver a arrancarme cada costra de mis heridas y ver cómo la sangre se desliza suavemente sobre mi piel. Necesito cerrar los ojos mientras siento como mis monstruos golpean a mi corazón sin remordimientos. Volver a esperar a que el tiempo pase diez veces delante de mí y a la undécima vez recibir a las dudas que vienen buscando un hueco bajo mis pestañas.

Necesito dejar de creer en ti. Arrancarme cada caricia que me regalaste y guardar el sonido de tu voz en algún lugar donde no vuelva a escucharlo jamás. Necesito hacerle entender a mis mariposas que tú nunca quisiste salvarlas; viniste con la intención de arrancarle las alas y anclarlas en una tierra donde nunca serían queridas.

Necesito creer en . Creer en todo aquello que dejé que destruyeses. Necesito mirarme al espejo y quererme como tú nunca lo hiciste. Volver a besarme las heridas, convertir mi caos en una calma casi absoluta y dejar de echar de menos a alguien que nunca quiso abrazarme llorando, sólo quería hacerme llorar hasta ahogarme en mis propias lágrimas.

                                   Necesito salir de una estación que nunca fue mi hogar,
Necesito encontrarme.
Me necesito, y no sé por dónde empezar.

Necesito dejar de creer en tus promesas. Necesito bajar las persianas y sumergirme en la oscuridad para encontrar en ella los restos de la niña triste que abandoné; ahora la necesito más que nunca, necesito esconderme en sus ojeras y besar cada minúsculo rincón de su piel para volver a sentirme más mía que de nadie.

Me necesito como nunca lo había hecho antes como consecuencia de haber dejado que alguien, con la mirada de león y voz de gato, me prometiese cuidar de mis heridas y de mí y sólo cuidó de su tormenta a costa de destruirme por dentro. 


Me necesito.

Comentarios

  1. Te necesitas. Necesitas encontrar a esa niña pero no a la triste, sino a la feliz. A la que un día lo fue. A la que sabía serlo. A la que sonreía cada día al sol. Y dejar que ella te sane las heridas y que te explique cómo volver a ser. Cómo volver a disfrutar de la vida.

    un besoo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Cualquier opinión sera bien recibida, es más la agradezco!.
Espero que os guste. ^^

Entradas populares